Galletas de avena caseras

Las galletas de panadería son de los alimentos que más disfruto. Lastimosamente, cuando evaluamos los ingredientes nos encontramos que muchas de las recetas incluyen excesos de grasas saturadas o azúcar para prepararlas. Por lo anterior, e inspirado en un cereal tan noble como es la avena, modifiqué una receta de galletas de avena para elaborar mi propia galleta de avena casera. Quedaron deliciosas y se han convertido en mi acompañante de media mañana. Elaboradas con aceite de girasol en lugar de mantequilla y edulcorante en lugar de azúcar, se convierten en unas galletas dulces cuyo principal ingrediente, la avena, se eleva majestuosamente en tu boca. Definitivamente tienes que prepararlas y probarlas.

Galleta de avena 100% Natural

Galleta de avena

Tiempo:

30 minutos

Ingredientes para 4 personas (8 Galletas pequeñas)

1 ½ taza de avena en hojuelas

½ taza de avena molida

1 huevo

60ml de aceite de girasol

30ml de agua

½ cucharadita de polvo de hornear

½ cucharadita de esencia de vainilla

½ cucharadita de Edulcorante

Opcional: Chispas de chocolate para decorar.

Preparación:

Precalentar el horno a 180°C.

En un recipiente Agregar la avena, la avena molida, el polvo de hornear y el edulcorante. Mezclar los ingredientes secos con una pala.

Adicionar los ingredientes que le van a aportar la humedad a la galleta: El huevo, el aceite, el agua, la esencia de vainilla y mezclar con los demás ingredientes con la pala hasta que se incorporen completamente.

La mezcla quedará un poco pegajosa. Separar en 8 porciones que corresponderán a las galletas de tamaño mediano.

Agregar un poquito de aceite a la mano y apretar una bolita para darle consistencia y ayudarle a la mezcla a tomar la forma de la galleta y ubicarla en un molde para torta. Personalmente me gustan gruesas, pero eso depende del gusto de cada quién.

Si se desea, decorar la galleta con chispas de chocolate.

Realizar el mismo proceso para las otras 7 galletas.

Una vez el horno este precalentado y se hayan armado las 8 galletas, meterlas al horno por 15 minutos con calor arriba y abajo.

Para darle dorado, cambiar el calor solamente a la resistencia superior y dejar cocinar por 3 a 5 minutos más dependiendo que tan doradas se desean.

Retirar del horno y dejar enfriar.

Disfrutar.

Notas

Para disfrutar mejor del plato, elabórelo fresco, para no perder los nutrientes.

Si prepara galletas gruesas o más grandes se puede convertir en la base de un postre con dulce de fruta, helado u otro con el que se inspire.

Este producto es rico en fibra.

Share